Reciclando un conector PCI

En este artículo describo la que a priori parece fácil tarea de reciclar un conector PCI, pero que me ha costado un buen rato de trabajo.


El conector PCI cumple varias de las funciones de las que necesito para mi nuevo proyecto: es versátil, tienen cantidad de pines (120) y es muy barato. Tanto que se puede encontrar gratuitamente en todas las placas madre de chatarra que encontremos.

Pero el primer reto está en sacarlo de la placa. En el primer intento retiré todo el estaño de los pines de la motherboard pero no fue suficiente, aquello no salía ni de coña. Las placas de PC tienen mucho espesor y es muy complicado con herramientas rudimentarias (soldador y malla) retirar todo el estaño de cada pin, por lo que siempre se queda pegado, máxime cuando son 120 pines.

Entonces descubrí que tirando del conector, salía la carcasa del mismo dejando los pines soldados.

El primer paso, por tanto, es cerrar dos presillas que trae en el reverso:

Una vez cerradas, hacemos palanca con un destornillador por los huecos que tiene en cada uno de sus extremos:

Una vez que suene un click ya hemos soltado el zócalo, ahora hay que tirar para arriba suavemente para que se vayan soltando todos los pines:

Lo que nos deja al descubierto un estupendo bosque de pines soldados que resulta abrumador.

Son demasiadas soldaduras así que tendrás que armarte de ánimo y paciencia, y quizás de ron para sacarlas todas.

Como podrás comprobar en cuanto te pongas con ello, hay dos tipos de pines: todos tienen un arco en la parte superior, pero unos tienen la parte soldada hacia afuera y otros la tienen hacia dentro.

A la hora de insertarlos en el zócalo PCI hay que hacerlo con el arco hacia el interior del zócalo, y alternando el modelo de pin. Primero se monta uno con la soldadura hacia afuera, el siguiente hacia adentro, y así sucesivamente hasta 120 unidades.

El resultado final debe parecerse a este:

Y en tu placa madre habrás dejado semejante vacío:

Una última comprobación, antes de utilizar tu conector PCI. Tienes que asegurarte que el canal de entrada de la tarjeta PCI ha quedado perfecto. Es posible que algunos pines hayan entrado algo doblados, como en la foto:

Todavía tiene arreglo porque no está soldado. Hay que sacar esos pines y volver a meterlos por su carril.

Pues ya está, aquí tenemos nuestro conector PCI listo para ser útil en otro sitio:

 

Share