Alimenta tus circuitos con un regulador step-down

Los reguladores step-down presentan bastantes ventajas respecto a los reguladores lineales. En este artículo vamos a analizar algunas de ellas.


Cuando necesitas obtener 5V de corriente contínua, regulada y estable para alimentar tus circuitos, lo habitual es utilizar el socorrido 7805 en formato TO220. Pero cuando nuestro circuito es un «tragón», a medida que los mA suben de 200 o 300, la temperatura de dicho 7805 sube y nos vemos obligados a poner un disipador si no queremos usarlo para freir un huevo. Y eso siempre que no necesitemos pasar de 500mA, porque tendremos que irnos a un modelo superior o complicar nuestra fuente.

Otro factor que incrementa considerablemente la temperatura es la diferencia entre la tensión de entrada al regulador y la tensión de salida. Cuando se alimenta por encima de 12V casi es recomendable poner varios en cascada para que cada uno de ellos «absorba un tramo» de tensiones evitando el sobrecalentamiento.

Con los reguladores step-down podemos obtener bastante más intensidad, ocupando prácticamente el mismo espacio en la PCB, y casi sin aumento de temperatura. Y lo que es mejor, se les puede meter directamente tensiones de hasta 60V sin que afecte a su rendimiento.

El modelo que yo suelo utilizar es el TL2575 de Texas Instruments, en cuyo datasheet el fabricante nos recomienda usarlo en esta configuración:

TL2575 Esquema

Como puedes comprobar, hay cuatro componentes adicionales al regulador: el diodo Schottky, la bobina y un par de condensadores. Respecto al regulador lineal, sólo hay diferencias en cuanto al schottky y la bobina, puesto que los condensadores de entrada y salida también son necesarios.

Con esta configuración obtendremos de nuestro regulador la nada despreciable intensidad de 1A.

Aquí os dejo un par de fotos de una configuración en DIP:


También lo encontramos en formato SMD, que a mí personalmente me gusta más por su facilidad de montaje:



Ya sé que estáis pensando que el circuito quedará más grande al incluir también la bobina (el diodo schottky no ocupa casi nada) pero, ¿ya no te acuerdas de lo que ocupa un 7805 con su disipador?

Y en cuanto a costes, tampoco hay tanta diferencia. Nuestro viejo 7805 con un disipador cuesta unos 0,50€ + 0,75€ = 1,25€ en Digikey. El TL2575 + la bobina + el diodo se consiguen por 1€ + 0,70€ + 0,30 = 2€. Es sólo un poco más caro pero obtienes muchas más prestaciones.

Espero que el artículo haya servido para perderle el miedo a estos interesantes reguladores step-down.

Share